Después de mucho tiempo sin subir a Barcelona ya iba tocando. El fin de semana pasado impartí allí un curso de iniciación. El ambiente ha sido fabuloso desde el primer momento. Esto siempre es de agradecer porque hace que el curso fluya con mucha facilidad y de ese modo se aprovecha muchísimo. Además esto está bien porque son muchas horas seguidas hablando de fotografía y aprendiendo muchos conceptos nuevos, y un buen ambiente hace que no se haga pesado.

Haz clic en la imagen para verla en grande

 

El sábado repasamos los conceptos más importantes de la parte técnica de la fotografía, vimos cómo manejar la cámara y aprendimos muchas de las funciones que tienen. Es un día muy intenso de conocimiento y “estrujamiento” mental. A mí me encanta hacer pensar a la gente. Je je je.

El domingo es otra cosa. Nos dedicamos sobre todo a aprender a mirar y a componer las fotos. También aprendemos algunos conceptos más técnicos. Durante el tema de composición vemos muchas fotos, y aprovechamos también para ir repasando lo aprendido el día anterior. Es interesante entender cómo se ha llegado a una fotografía, el proceso mental seguido para elegir unos parámetros u otros, ver cómo en ocasiones nos equivocamos y vamos corrigiendo.

Salimos a la calle a hacer prácticas y empezamos a tocar algunos botones en la cámara que nunca antes se habían tocado, o por lo menos ahora los tocamos sabiendo qué es lo que estamos haciendo. Sin embargo se nota que estamos titubeando. Es normal porque la fotografía es algo que requiere un tiempo en aprenderse. No me cansaré de decir que se necesita practicar y experimentar con la cámara para aprender fotografía. Sin embargo es tan divertido…

Para dar continuidad al curso y que los alumnos puedan hacer sus pruebas, equivocarse y resolver sus dudas está a su disposición el grupo de Flickr de ex-alumnos de mis cursos. Espero ver allí a los alumnos del curso de este fin de semana.

Espero que para ellos haya sido un curso en el que hayan aprendido y sobre todo se hayan divertido. Para mí ha sido un placer.

Próxima parada: Madrid.

Written by Jesús Rodríguez