Recientemente he descubierto un fotógrafo que me ha llamado la atención. Su nombre es Andy Reynolds, y me ha llamado la atención por varios motivos.

Entre otros porque en su web únicamente nos muestra fotos de personas. Es RETRATISTA con todas las letras, no muy clásico, pero retratista. Cuida los detalles para transmitir quién es el que fotografía. Añade cuidadosamente en la composición los elementos que nos hacen entender qué profesión tiene, cuales son sus sueños o qué aficiones tiene.

Otro motivo es la forma de iluminar que tiene. Combina perfectamente la iluminación artificial con la luz disponible, sin ser cargante, de forma sencilla pero eficaz.

Finalmente me ha recordado al gran retratista del siglo XX August Sander. Como éste, enfrenta a los protagonistas a la cámara. Por último veo de lo más acertado el formato cuadrado que utiliza en muchas de sus foto. Me hace mucha gracia su serie “Superfine“, donde literalmente descabeza a la mitad de los personajes.

Written by Jesús Rodríguez