El fin de semana volví a Madrid para impartir un curso de iniciación a la fotografía, todo un clásico. El ambiente ha sido inmejorable desde el primer momento, lo que ha hecho que todo haya ido sobre ruedas aún estando el curso a tope. La teoría fotográfica fluía con agilidad y con muchas fotos de ejemplo, preguntas y dudas de cómo aplicar cada concepto en cada cámara.

La tarde del sábado las cabezas acabaron echando humo porque el curso es muy intenso, pero por fin se acabó de hacer “clic” y encajar todas las ideas que se iban viendo durante la mañana. En fotografía es muy fácil confundir conceptos, así que tratamos de ir viéndolos uno a uno para finalmente unirlos todos.

Haz clic sobre la imagen para verla en grande

El domingo fue totalmente diferente, más ameno y visual, ya que le dedicamos gran parte del tiempo a la composición. Creo que lo más divertido fue ver cómo cada pesona veía las fotos de una manera diferente. Además de composición dedicamos el domingo a hablar sobre el enfoque y a otros cuantos temas técnicos más.

El tiempo nos respetó porque no llovió ni nevó. Teniendo en cuenta lo mal que estaba el tiempo en otros sitios podíamos alegrarnos. Eso sí, frio hacía un rato cuando salimos a hacer las prácticas. Jugamos con el movimiento, la profundidad de campo, el sistema de enfoque, modos distintos de la cámara, medición de luz, etc. Aquí es donde nos enfrentamos a la cámara y vemos cómo funciona en los modos semiautomáticos o manual. No es tan difícil.

Ahora toca practicar lo aprendido durante el curso y compartirlo, así como resolver dudas, en el grupo de Flickr para ex-alumnos. Allí os espero a todos los que habéis venido al curso. Simplemente decir que ha sido un grupo muy muy agradable y que yo personalmente he estado muy cómodo con todos. Espero que lo hayáis pasado bien. ¡A disfrutar!

Written by Jesús Rodríguez