El curso que impartí el fin de semana pasado en Madrid tuvo para mí un especial significado, ya que era el curso número 50 que he impartido en algo más de dos años. Así que es momento de mirar atrás y pararse a pensar.

Fue una aventura comenzar a dar cursos de fotografía. Recuerdo aquel primer curso que impartí en Alicante, con sólamente 5 asistentes. No era más que el comienzo. Pronto comencé a dar más cursos en Madrid, Barcelona, Valencia y más adelante se incorporaron Sevilla, Granada, Bilbao, y poco después Almería y Murcia. Vaya donde vaya me reciben muy bien y para mí es más fácil dar cursos así. Pronto pasé de tener 10 ó 12 personas a llenar la mayoría de los cursos. No imagináis la satisfacción personal que eso supone para mí.

 

 

Desde entonces los cursos han ido evolucionando, con nuevos contenidos, re-estructurándolos o contando las cosas de otra forma. Poco a poco voy incorporando aquellas ideas o comentarios que recibo de los alumnos y también por mi aprendizaje a base de dar un curso y otro. También he ido incorporando nuevos tipos de cursos, como el de procesado RAW y retoque o más recientemente el de iluminación con flash. A ver qué me invento el año que viene. ;o)

 

 

Aunque lo que cuente no varíe mucho de un curso a otro, cada curso es diferente porque la gente lo hace diferente. Pero es común a todos los cursos el fantástico ambiente donde todo el mundo opina, habla y pregunta abiertamente.

Tengo la gran suerte de que me encanta mi trabajo. En él combino dos de mis pasiones, la fotografía y la docencia. La última era una pasión oculta que no tenía del todo claro, pero ahora puedo decir muy alto que ¡me encanta enseñar!. Además la gente que viene a los cursos tiene ganas de aprender. ¿Qué más puedo pedir? Me divierto impartiendo cursos, y encima después de cada curso vuelvo a casa con un subidón de moral, por ver que consigo llegar a algunos e impregnarles con algo de esa pasión que siento por la fotografía.

 

 

He tenido la gran suerte de conocer a un montón de personas muy interesantes. Muchas de ellas han acabado colándose en mi vida (y en mi Facebook) casi sin darme cuenta, incluso algún nikonista ;o) . Ahora mantengo el contacto con muchas de ellas, en el Facebook y también en el grupo de Flickr de Thewebfoto.com, un lugar de encuentro para todos los que han hecho el curso y quieren seguir creciendo fotográficamente. Muchos nos veremos en la 1ª KDD nacional Thewebfoto.com que ya se está cociendo en el grupo de Flickr para marzo de 2013 en Valencia.

Los cursos me han aportado mucho personal y profesionalmente. Me han  ayudado a crecer como persona, profesor y fotógrafo, a abrir mi mente a la pluralidad y subjetividad de cada uno y a vivir la fotografía de una forma mucho más creativa y abierta. Me ha obligado a investigar y profundizar en mis conocimientos. En eso tengo que daros las gracias a todos los alumnos que habéis venido a alguno de mis cursos. Espero que todos disfrutéis mucho de la fotografía y que os haga felices. Ojalá mis cursos os aporten una forma distinta de mirar y de vivirla. Para mí es un placer formar parte de vuestra afición.

Recordad lo que siempre os digo en los cursos: “sed conscientes de disfrutar con la fotografía“. Pasarlo bien es lo más importante de todo. Yo por mi parte seguiré trabajando, si cabe, con más ganas e ilusión.

[grandbanner xml=50cursos]

Written by Jesús Rodríguez