Tenía muchas ganas de volver a impartir un curso después del descanso por las fiestas navideñas. Y qué mejor forma de volver a la carga con un curso a tope en Barcelona. Un curso lleno de gente con ganas de aprender y pasarlo bien, que crearon un muy buen ambiente desde el primer momento.

Empezamos con los conceptos más básicos, entendiendo cómo funciona una cámara por dentro, cómo “piensa” y qué limitaciones tiene. Poco a poco fuimos aprendiendo para qué sirven los botones de la cámara y qué usos se le pueden dar. Al final del sábado salía humo de las cabezas de tantos nuevos conceptos y conocimiento. Aún así a algunos les quedó ánimo para irnos a hacer unas fotos a la fuente magica de Montjuic. Sin embargo fue un fracaso, ya que la fuente estaba en obras y no había espectáculo esa noche. Así que sacamos 4 fotos y nos fuimos a cenar y a casa. Que el domingo nos esperaba más.

Fotografía de Jordi Brescó

El domingo hicimos unas cuantas prácticas por la mañana, en la calle, para enfrentarnos con la cámara y salir del modo automático. En ellas pusimos en práctica la teoría, probando cómo controlar la profundidad de campo, fotografiar objetos en movimiento de 3 formas distintas, controlar la medición de la luz o cómo usar el flash de relleno. De vuelta a la sala del hotel profundizamos en aspectos de composición, para aprender a colocar los elementos de nuestras fotos y manejar los elementos que pueden ayudarnos a transmitir un mensaje con nuestras fotos.

Ha sido un curso muy divertido y yo personalmente me lo he pasado muy bien impartiéndolo. Espero que haya sido igual para los asistentes, que hayan aprendido mucho y hayan sacado provecho. Ahora a pasarlo bien con las fotos y a participar en nuestro grupo de Flickr para ex-alumnos. Allí nos leemos.

Habrá más cursos en Barcelona este año, consulta el calendario completo si te interesa.

Written by Jesús Rodríguez